Viernes, 25 de enero de 2013

Semana 4. 24/341
Francisco de Sales.

Con las correspondientes excepciones, de los cinco dedos de la mano, solamente el meñique entra con facilidad en los orificios de la nariz, y no parece que se trate de una casualidad. Muchos expertos afirman que obedece a una evolución corporal, según la cual, este dedo se fue haciendo progresivamente más fino para poder favorecer la limpieza nasal. Los otros cuatro se alargaron de forma paulatina para optimizar la manipulación de objetos, una habilidad muy humana.

.- Todas las Historias extra-ordinarias

.- Todos los capítulos de Tantos hombres y tan poco tiempo


Comentarios