Jueves, 20 de marzo de 2014

Semana 12. 79/286
Claudia.

Aunque nuestra vejiga suele expulsar un líquido que oscila entre el amarillo y el ámbar claro -más o menos intenso en función de la concentración y de la acidez-, su cromatismo varía cuando concurren ciertas circunstancias. Por ejemplo, la orina es casi transparente si hemos bebido mucho líquido, y ámbar oscuro al deshidratarnos por fiebres o quemaduras. El caroteno de la zanahoria y las vitaminas del complejo B la tiñen de anaranjado. Si mana turbia y de color lechoso es que contiene moco, glóbulos blancos, bacterias o hematíes, normalmente a causa de una infección.

.- Todas las Historias extra-ordinarias

.- Todos los capítulos de Tantos hombres y tan poco tiempo


Comentarios