Lunes, 24 de marzo de 2014

Semana 13. 83/282
Catalina de Suecia.

El mecanismo de funcionamiento de una ventosa es simple. Al presionarlo contra la pared, el plástico se deforma y crea una burbuja de aire. Como el plástico tiende a recuperar su forma original, el tamaño de la burbuja aumenta. Al no entrar nada de aire, el gas en la burbuja ocupa más volumen del que debería y, por tanto, la presión que ejerce desde el interior de la ventosa es menor que la del exterior. Esta diferencia hace que aparezca una fuerza neta hacía la pared y mantenga la ventosa pegada a ella. Esto no vale en cualquier superficie: en las porosas, por ejemplo, acaba por despegarse, que el aire entra por los microagujeros el material.

.- Todas las Historias extra-ordinarias

.- Todos los capítulos de Tantos hombres y tan poco tiempo


Comentarios