Lunes, 31 de marzo de 2014

Semana 14. 90/275
Amadeo.

En ranas y sapos es común la llamada "reproducción explosiva". En ésta, durante la temporada de apareamiento un gran número de machos y hembras se reúnen para procrear. En varias especies es común que dado el frenesí del coito -que se desarrolla en el agua-, algunas hembras terminen ahogadas bajo el peso de la pareja; se trata de un accidente, y cuando ocurre el macho simplemente se retira y la fecundación se pierde. Pero para preservar la especie algunas especies han desarrollado una estrategia que les permite salvar los óvulos, incluso en especímenes fallecidos: ellos continúan la cópula con las hembras recién ahogadas, apretando el vientre de ellas con sus patas traseras. Este abrazo llega a durar horas, con el objetivo que que el cuerpo libere los huevos, los cuales, una vez fuera, pueden fertilizar. Si bien la necrofilia ha sido observada en diferentes especies, sería la primera vez que tal práctica tendría resultados en la generación de descendientes.

.- Todas las Historias extra-ordinarias

.- Todos los capítulos de Tantos hombres y tan poco tiempo


Comentarios