Martes, 08 de abril de 2014

Semana 15. 98/267
Gualterio.

La tónica nació de la necesidad por curar la malaria y conseguir quitar el mal sabor a la quinina o cinchona, que tienen propiedades antipiréticas, antipalúdicas y analgésicas. La corteza de pino, de donde proviene, consiguió curar la malaria a la esposa del virey de Perú, en 1632. La solución se popularizó y en 1817 los científicos Pierre J. Pelletier y Joseph B. Caventou extrajeron el principio activo de la quinina y la ofrecieron en forma de patillas a los enfermos. Años después, ingeniosos soldados británicos disolvieron la píldora en agua, jugo de lima, azúcar y ginebra. Así nació el gin tonic.

.- Todas las Historias extra-ordinarias

.- Todos los capítulos de Tantos hombres y tan poco tiempo


Comentarios