Lunes, 28 de julio de 2014

Semana 31. 209/156
Nazario.

Aunque parezca extraño, es posible que un rayo al caer en la arena la transforme en cristal. Tanto la arena como el cristal están hechos de la misma sustancia química, dióxido de silicio. Esta sustancia tiene un punto de fusión extremadamente alto, así que primero la arena se tiene que calentar y llegar a ese punto para que se pueda convertir en líquido. En la arena, los átomos de silicio y de oxígeno están colocados de manera muy ordenada. Cuando se alcanza una temperatura muy elevada -por un rayo, por ejemplo-, el orden se rompe y los átomos se colocan de forma aleatoria. Si la arena se enfría lo suficientemente rápido, sus átomos no tienen tiempo para volver a su orden original y forma la sustancia que conocemos como cristal.

.- Todas las Historias extra-ordinarias

.- Todos los capítulos de Tantos hombres y tan poco tiempo


Comentarios