Viernes, 17 de octubre de 2014

Semana 42. 290/75
Ignacio de Antioquia.

El pintor griego Apeles (352-308 a.C) solía esconderse tras sus cuadros para escuchar las opiniones de quienes los contemplaban. Un día oyó cómo un zapatero le reprochaba el modo en que había pintado unas sandalias. Así que las retocó. Días después, el zapatero observó de nuevo la pintura y criticó las proporciones de la figura principal. Esta vez, el artista salió de su escondite y le espetó: "!Zapatero, a tus zapatos!". La frase ha pasado a la historia para advertir a alguien de que nos e entrometa en asuntos que quedan fuera de su campo.

.- Todas las Historias extra-ordinarias

.- Todos los capítulos de Tantos hombres y tan poco tiempo


Comentarios