Jueves, 06 de noviembre de 2014

Semana 45. 310/55
Leonardo.


Un árbol puede crecer un máximo de cien metros. La culpa es del sistema circulatorio. En las hojas se producen azúcares que se distribuyen por una red de células con forma de tubo (floemas). La velocidad a la que se mueven es mayor cuanto más grande es la hoja, pero se ralentiza en ramas, tallos y tronco. Como si hubiera un atasco. Por eso, hay un pinto en el que seguir creciendo sería improductivo. Es como si la carretera se hiciese más larga y el coche fuera cada vez más despacio. Así que, "por ahorrar gasolina", los árboles paran de crecer cuando llegan a esta altura.

.- Todas las Historias extra-ordinarias 

.- Todos los capítulos de Tantos hombres y tan poco tiempo


Comentarios