Mi?rcoles, 07 de enero de 2015

Semana 2. 7/358
Ramón.

Si el vaso es de forma discontinua -por ejemplo, más ancho arriba que abajo-, tendemos a beber más deprisa que si es de tubo, o sea uniforme. Lo han descubierto en la Escuela de Psicología Experimental de Bristol (Reino Unido). El equipo cree que es porque en los de forma variada es más difícil calcular cuánto hemos bebido. Lo curioso es que el experimento desveló que este cambio de velocidad solamente ocurre cuando ingerimos bebidas alcohólicas, no con refrescos ni agua.

.- Todas las Historias extra-ordinarias

.- Todos los capítulos de Tantos hombres y tan poco tiempo


Comentarios