Martes, 20 de enero de 2015

Semana 4. 10/345
Fabián, Sebastián.

Las especias y pimientos picantes tienen la virtud de aumentar el calor interno del organismo y provocar la secreción abundante del sudor. Al contrario de lo que se suele pensar, lo más frío no siempre es lo mejor. Cuando se toman helados o bebidas con hielo, la temperatura corporal baja rápidamente, pero el organismo enseguida contrarresta este efecto aumentándola de nuevo, de manera que la sensación de frescor dura muy poco. Por el contrario, las comidas picantes suben los grados del cuerpo hasta igualarlos con los del ambiente. Así, se estimula la circulación sanguínea y se produce más sudor, cuya evaporación sobre la piel nos ayuda a refrigerarnos.

.- Todas las Historias extra-ordinarias

.- Todos los capítulos de Tantos hombres y tan poco tiempo


Comentarios