Jueves, 22 de enero de 2015

Semana 4. 22/343
Vicente.

Hasta finales del siglo XVIII las funciones del barbero iban más allá de afeitar y cortar el pelo: curaban fracturas, sacaban dientes y, sobre todo, drenaban sangre para purificar el organismo. Cuando les prohibieron promocionar sus servicios exhibiendo tazones con sangre en la entrada de sus negocios se inventaron el poste. Este simboliza la varilla que el paciente apretaba para que se notaran las venas; la bola de cobre representa el recipiente en el que recogían la sangre; y las líneas blancas y rojas los vendajes ensangrentados que se lavaban y colgaban a secar fuera.

.- Todas las Historias extra-ordinarias

.- Todos los capítulos de Tantos hombres y tan poco tiempo


Comentarios