Viernes, 13 de marzo de 2015

Semana 11. 72/293
Rodrigo.

La bolsita de té se inventó de casualidad. Cuando el té comenzó a llegar a Reino Unido en el siglo XVII, se echaba en la tetera y luego se colaba. Más tarde comenzaron a usarse las bolas de metal con agujeros que todavía se usan. La bolsita no apareció hasta que, en los primeros años del siglo XX, el importador norteamericano Thomas Sullivan decidió enviar a sus clientes muestras de té en bolsitas de seda solo con el envoltorio. Estos pensaron que así estaban listas para usarlas, y la práctica continuó.

.- Todas las Historias extra-ordinarias

.- Todos los capítulos de Tantos hombres y tan poco tiempo


Comentarios