Viernes, 10 de abril de 2015

Semana 15. 100/265
Ezequiel

En 1838, el suizo Carl Heinrich Knorr perfeccionó un método de deshidratar vegetales para obtener un producto más ligero y fácil de conservar, así creó las primeras sopas en polvo. Estas llevaron a la invención del cubo de pastilla de caldo concentrada, que incorporaba el sabor y las propiedades nutritivas de la sopa en formato mini. Luego el mismo método se aplicó para fabricar pastillas con sabor a pollo, cordero, ternera, pescado..., que empezó a comercializar la empresa alemana Maggi en 1908. Los cubitos se disuelven en agua caliente, para obtener litros de sopa, o en los guisos para aportar sabor a la cazuela. A España llegaron con la marca Avecrem.

.- Todas las Historias extra-ordinarias

.- Todos los capítulos de Tantos hombres y tan poco tiempo


Comentarios