Jueves, 09 de abril de 2015

Semana 15. 99/266
Demetrio.

El 15 de febrero de 1754, el rey Luis XV de Francia recibió como regalo de cumpleaños un gato de Angora blanco, con un collar de diamantes al cuello. El monarca, fascinado con el felino le puso el nombre de Brillant. El gato fue tan de su agrado que obtuvo el privilegio de entrar por la mañana el primero al dormitorio del rey. Martín Lutero, fraile agustino alemán impulsor de la reforma protestante, era el propietario de un gato blanco de nombre Pangur Bàn. Le tenía tanto aprecio que incluso le dedicó unos poemas. Mussolini era juguetón y tierno con su gato. Se llamaba Tobias y era atigrado. El Duce ordenó colgar un gigantesco retrato de él en su despacho, situado en la Sala del Mappamondo del Palazzo Venecia, en Roma.

.- Todas las Historias extra-ordinarias

.- Todos los capítulos de Tantos hombres y tan poco tiempo


Comentarios