Viernes, 17 de abril de 2015

Semana 16. 107/258
Aniceto.

Botánicamente hablando, el tomate es una fruta. La confusión viene del siglo XIX, cuando esta controversia popular llegó a la Corte Suprema de EE.UU. En 1887 se aprobó una ley que asignaba impuestos a hortalizas importadas, pero no a frutas. Las compañías que importaban tomates argumentaron que claramente estaban exentas del impuesto. Para dar rigor a su argumento, citaron testimonios de biólogos que demostraron la evidencia: es producto del ovario de una flor. El Gobierno alegó que al servirse en ensalada o como parte de las comidas, y no como postre, era hortaliza. Los importadores tuvieron que pagar.

.- Todas las Historias extra-ordinarias

.- Todos los capítulos de Tantos hombres y tan poco tiempo


Comentarios