Mi?rcoles, 10 de junio de 2015

Semana 24. 161/204
Aresio.

Cada 52 años los sumos sacerdotes aztecas tenían como costumbre subir a la colina más alta de Tenochtitlan y a media noche matar a un cautivo y sacarle el corazón. En el interior de la cavidad torácica de la víctima hacían fuego. Si el sacerdote no lo lograba, los aztecas creían que las estrellas desaparecerían y los dioses consumirían la Tierra.

.- Todas las Historias extra-ordinarias

.- Todos los capítulos de Tantos hombres y tan poco tiempo


Comentarios