Martes, 30 de junio de 2015

Semana 27. 181/184
Marcial.

En todos los idiomas del mundo hay vocablos que no tienen equivalencia en otros. Por ejemplo, el alemán Ohrwurm -literalmente "gusano de oreja"- define esas canciones o melodías superpegadizas que uno no puede dejar de tararear durante horas. Mângata, en sueco, es la línea que forma el reflejo de la luna en el mar y que parece llevar hasta ella. Y en ruso, pochemuchka alude a la persona que no deja de preguntarse los porqués de las cosas. En el idioma inultitu, que hablan los inuits en el círculo polar ártico, destaca la palabra iktsuarpok, que define el sentido de anticipación que obliga a salir una y otra vez al exterior del iglú para ver si llega algún invitado inesperado. El término japonés komorebi es una rareza poética que define la luz del bosque que se filtra a través de las hojas de los árboles. En gaélico se usa sgiomlaireachd para referirse a las personas que te interrumpen cuando estás comiendo y en general a las que aparecen en el momento más inapropiado. Es español también hay una palabra intraducible: sobremesa, ese rato de tertulia, a veces prolongado, que se produce en torno a la mesa una vez acabada la comida.

.- Todas las Historias extra-ordinarias

.- Todos los capítulos de Tantos hombres y tan poco tiempo


Comentarios