Jueves, 27 de agosto de 2015

Semana 35. 239/126
Mónica.

En la Edad Media el gremio de copistas era uno de los más cotizados. La copia era un trabajo fatigoso y complicado que no podía se realizado por mano de obra barata como la de los esclavos. En el siglo XI, una de las condesas de Anjou pagó 200 ovejas, tres toneladas de trigo y varias pieles de marta por un sermonario. A finales del siglo XIV el príncipe de Orleans adquirió un devocionario por 200 francos de oro. Toda una fortuna para la época.

.- Todas las Historias extra-ordinarias

.- Todos los capítulos de Tantos hombres y tan poco tiempo


Comentarios