Martes, 15 de septiembre de 2015

Semana 38. 258/107
Dolores.

Las huellas dactilares se pueden detectar de varias maneras. La más común es haciendo una fotografía en alta resolución de una huella que ya sea visible. Sin embargo, si no se ven huellas, los investigadores pueden empolvar las superficies con polvos de virutas de aluminio, fotografiarlas y luego recopilarlas pegando cinta adhesiva sobre la huella en la superficie empolvada. En una sala a oscuras se puede usar una fuente de luz alternativa. La huella se introduce en el ordenador, que analiza los patrones e intenta encontrar una coincidencia con las bases de datos.

.- Todas las Historias extra-ordinarias

.- Todos los capítulos de Tantos hombres y tan poco tiempo


Comentarios