Viernes, 30 de octubre de 2015

Semana 44. 303/62
Zenobia.

!Ouch! !Aj! !Eina! Es lo que exclaman respectivamente un inglés, un sueco y un sudafricano si experimentasen una intensa emoción o una sensación dolorosa de forma súbita. Se corresponden, en todo caso, con el castellano "!ay!". Y es que, aunque la lengua varíe, el mecanismo es en esencia el mismo: de forma prácticamente involuntaria se emite un sonido fuerte con la boca abierta. Es, de hecho la forma más rápida de hacerlo. Esto ha llevado a algunos expertos en etiología a sospechar que, en su origen, esta expresión debió de usarse como si se tratara de un mecanismo de alerta para advertir a otros congéneres de la presencia de un peligro.

.- Todas las Historias extra-ordinarias

.- Todos los capítulos de Tantos hombres y tan poco tiempo


Comentarios