Mi?rcoles, 25 de noviembre de 2015

Semana 48. 329/36
Erasmo.

En 1869 los fabricantes de bolas de billar Phelan y Collander ofrecían un premio de 10.000 dólares a quien encontrase un sustituto del marfil. El mercado estaba llevando a los elefantes al borde de la extinción: tan solo Inglaterra importaba medio millón de kilos al año. Si un colmillo de elefante pesa unos 30 kilos, cubrir las necesidades anuales inglesas exigía exterminar a más de 8.300 elefantes. La oferta llamó la atención de un par de impresores de Nueva York, John e Isaiah Hyatt. Tras muchos fracasos descubrieron que si mezclaban nitrato de celulosa con alcanfor se obtenía un material indistinguible del marfil original. Fácil de modelar, duro, resistente al agua aceites y ácidos, en 1870 Isaiah lo llamó celuloide, el primer material termoplástico de la historia.

.- Todas las Historias extra-ordinarias

.- Todos los capítulos de Tantos hombres y tan poco tiempo


Comentarios