Mi?rcoles, 30 de diciembre de 2015

Semana 53. 364/1
Raúl.

Ni las leyes mosaicas ni el derecho romano imponían límites a los matrimonios entre parientes. Es más, había casos en que existía obligación, como en el pueblo hebreo con el levirato (casarse con la viuda sin hijos del hermano. En Roma eran habituales las uniones entre familiares: el emperador Claudio tomó como cuarta esposa a su sobrina Agripina la Menor, hija de su hermano Germánico. La iglesia persiguió el matrimonio entre parientes desde sus inicios y ya en el concilio de Elvira en el año 305 prohibió el matrimonio de un viudo con la hermana de su esposa fallecida y en el 385, el emperador romano Teodosio I, que profesaba el cristianismo, condenó en una ley los matrimonios entre primos.

.- Todas las Historias extra-ordinarias

.- Todos los capítulos de Tantos hombres y tan poco tiempo


Comentarios