Mi?rcoles, 13 de enero de 2016

Semana 2. 13/352
Hilario.

La Ópera de Sídney es uno de los auditorios más apreciados en el mundo para conciertos y recitales, en gran parte gracias a su magnífica acústica. El auditorio tiene un diseño geométrico que lo distingue. Es similar al de una catedral, con un techo abovedado muy alto, una colocación alargada y en pendientes de las butacas, una plataforma elevada para el órgano, escenario empotrado y galería elevada escalonada. Esta distribución y el alto techo otorgan una altísima calidad al sonido y una fuerte reverberación. Con el teatro lleno, el tiempo de reverberación es de unos 2,2 segundos de 100 a 8.000 Hz. Los materiales de construcción complementan la perfecta distribución. Se cuidó desde el detalle más pequeño hasta el más grande con materiales escogidos específicamente para mejorar la dispersión y calidad del sonido. Las paredes y suelos son de laminado de lophostemon confertus (un árbol australiano), el techo es de abedul blanco y gran parte de la corona del techo se esculpió en contrachapado. El abundante uso de madera controla la reverberación y el eco, además de generar una reproducción más sueve de los sonidos. Las butacas son de abedul blanco y lana, un material que absorbe perfectamente el ruido en el punto crítico de contacto. Por último, el escenario cuenta con una característica única, un pabellón de altura regulable formado por 18 acrílicos que bajan desde el techo y redirigen las ondas sonoras del escenario. Esto compensa la ausencia de reflexión de las primeras ondas sonoras debida a la altura del auditorio y a la vez mantiene la geometría.

.- Todas las Historias extra-ordinarias

.- Todos los capítulos de Tantos hombres y tan poco tiempo


Comentarios