Viernes, 05 de febrero de 2016

Semana 5. 35/329
Águeda.

Para recoger los arándanos se usa una técnica que permite obtener los frutos cuando se desprenden de los arbustos en los que crecen. Lo que se suele hacer es inundar la plantación hasta que la roja cosecha emerge flotando hacía la superficie. Luego se recoge mediante una enorme malla que está pensada para que el aire drene. Una vez secos, se sacude la producción y se retira mediante unas pértigas. Históricamente en los países del norte de Europa, donde son típicos, se han recogido en seco. Pero hoy en día solo se recurre a esta manera de trabajar en caso de que la producción esté destinada al consumo fresco, un fin que se limita al cinco por ciento de la cosecha. El 95 por ciento restante suele congelarse tras la recolección y destinarse a productos procesados como los zumos, las mermeladas y las salsas.

.- Todas las Historias extra-ordinarias

.- Todos los capítulos de Tantos hombres y tan poco tiempo


Comentarios