Jueves, 18 de febrero de 2016

Semana 7. 49/317
Eladio.

Aunque parezca sorprendente, la masa de un objeto no define lo rápido que caiga. En cambio, su velocidad depende de una propiedad de la gravedad llamada aceleración gravitacional (conocida como g) que, en la superficie de la Tierra equivale a 9,81 metros por segundo al cuadrado. Esto significa que la velocidad vertical de cualquier objeto se incrementará a razón de 9,81 metros por cada segundo a causa de la gravedad, sin importar su masa. Sin embargo no hace falta ser físico para adivinar que una pluma cae más despacio que un martillo. La gravedad acelera a ambos objetos en la misma proporción, pero otro factor entra en juego: la resistencia del aire. El aire frena más a la pluma y la hace flotar hacía abajo, mientras el martillo cae de inmediato. Los astronautas del Apolo 15 hicieron ese mismo experimento en la Luna, donde no hay aire -y por ello no hay resistencia-, y tanto el martillo como la pluma cayeron al mismo tiempo.

.- Todas las Historias extra-ordinarias

.- Todos los capítulos de Tantos hombres y tan poco tiempo


Comentarios