Viernes, 19 de febrero de 2016

Semana 7. 50/316
Álvaro.

Un monasterio es un edificio habitado por una comunidad de hombres dedicados a Dios y unidos por los votos de pobreza, castidad y obediencia a sus superiores y a las reglas de la orden a las que pertenezcan. Su día se dividía según un estricto horario. Empezaba a las 2:30 y giraba en torno a las Horas Canónicas del oficio divino: maitines, laudes, prima, tercia, sexta, nona, vísperas y completas. cada mañana, los monjes trabajaban en las labores que les habían sido asignadas y leían (el estudio era muy importante) entre las horas de los servicios. La primera comida del día se hacía al mediodía y se tomaba en silencio. Por la tarde los hermanos se retiraban al dormitorio para dormir una breve siesta antes de nona, luego volvían a trabajar hasta vísperas. Después de las vísperas venía la cena, luego los monjes iban a completas y después se retiraban a dormir, más o menos a las 18:30. Había un riguroso silencio y la conversación se mantenía bajo mínimos. Su nivel de vida solía ser bueno, tenían una dieta variada y normalmente vivían más que sus homólogos seculares.

.- Todas las Historias extra-ordinarias

.- Todos los capítulos de Tantos hombres y tan poco tiempo


Comentarios