Viernes, 01 de abril de 2016

Semana 14. 92/274
Hugo.

Pagar impuestos han sido una constante a lo largo de toda la historia, aunque fue en tiempos de la República y el Imperio Romano donde más se "desarrollaron" para disgusto de los romanos que llegaron a soportar algunos muy curiosos para la época aunque no desconocidos en la actualidad:
- Portorium: era el impuesto que los comerciantes estaban obligados a pagar a la entrada de las ciudades para vender sus producto. Igualmente, se aplicaba a los comerciantes con sus mercancías a los puertos o al atravesar ciertas fronteras. Siglos más tarde, en los reinos de Castilla, Aragón y Navarra todavía se seguía aplicando este impuesto bajo el nombre de portazgo.
- Vectigal Rotarium: impuesto de circulación de los vehículos. se supone que se gravaba el uso de las calzadas romanas y su recaudación se destinaba para la conservación de los mismos.
- Vicesima Hereditatum: creado por Augusto sobre las herencias. Se debía de pagar a las arcas del Esado una vigésima parte del valor de la herencia, descontando los gastos funerarios, cuya recaudación se destinaba a pagar la jubilación de los veteranos de las legiones.
- Vectigal urinae: tributo sobre la orina creado por Nerón. Fue fijado para la orina recolectada en letrinas y las vías públicas. Este gravamen respondía a que la orina (humana o animal) era una materia prima valiosa, utilizada para el curtido de cuero y para la limpieza de prendas de vestir ya que la ropa sucia era sumergida en grandes piletas de orina mezclada con agua para lavarla.
- Centesima rerum venalium o Vectigal rerum venalium: establecido por Augusto para sufragar los gastos militares. Se debía pagar la centésima parte del precio de venta de terrenos, viviendas, animales... Si la mercancía era un esclavo, se pagaba la vigésimo quinta parte de su valor que debía pagar el vendedor pero sin que este repercutiera al comprador.
- Vicesima Libertatis: este tributo consistía en el pago de una vigésima parte del valor del esclavo cuando este era liberado (manumisión). Además de conseguir ingresos extra, ste impuesto trataba de limitar la liberación de esclavos para que en Roma no aumentases los demandantes de servicios y tierras.
- Quadragesima Litium: la justicia en Roma no era universal ni gratuita. Ante un litigio por un objeto se determinaba el valor del mismo así como las costas que podía tener el proceso. La parte condenada por la justicia debía pagar la cuadragésima parte de dicha valoración y el total de las costas.
- Aes Uxorium: impuesto de la soltería. Aquellos hombres que llegaban a una cierta edad no solo debían pagar por ello, además tenían la obligación de casarse con las viudas de los heróicos soldados muertos en combate.

.- Todas las Historias extra-ordinarias

.- Todos los capítulos de Tantos hombres y tan poco tiempo


Comentarios