Lunes, 02 de mayo de 2016

Semana 19. 123/243
Araceli.

A comienzos del siglo XVIII, en la ciudad alemana de Colonia, el italiano Giovani María Farina creó un agua perfumada; su innovador aroma, cargado de esencias de limón, bergamota, naranja, mandarina, lima y cedro, entre otras, cautivó a un amplio público pues su frescura contrastaba con las cargadas fragancias francesas. Este agua maravillosa o "aqua mirabilis" que transcendió con el nombre de agua de colonia, , convirtió aquella ciudad en un importante centro de fragancias durante los siglos XVIII y XIX. Napoleón se volvió en uno de los principales adeptos a ella, incluso ordenaba a Chardin, su perfumero, cincuenta botellas al mes.

.- Todas las Historias extra-ordinarias

.- Todos los capítulos de Tantos hombres y tan poco tiempo


Comentarios