Lunes, 20 de junio de 2016

Semana 25. 172/194
Silverio.

La "Santa Inquisición" fue un instrumento utilizado por los monarcas católicos para suprimir la herejía en la Iglesia. Fue el papa Sixto IV (1414-1484) quien promulgó la bula papal que permitía el establecimiento de la Inquisición, aunque más tarde se arrepentiría de sus actos, quedando abolida por la regente María Cristina de Borbón durante el reinado de Isabel II. En principio iba dirigida sobre todo a los judíos recién convertidos y a los moriscos. El acusado era juzgado en un tribunal que viajaba por todo el país. Los que habían sido acusados de herejía nunca conocían la identidad de sus delatores y la única ayuda que recibían para su defensa era la de un funcionario que simplemente les animaba a confesar su culpabilidad. Cuando la Inquisición llegaba a una población, había un periodo de gracia de 30 días para autoinculparse y así congraciarse con la Iglesia sin castigos severos.

.- Todas las Historias extra-ordinarias

.- Todos los capítulos de Tantos hombres y tan poco tiempo


Comentarios