S?bado, 02 de julio de 2016

Semana 26. 184/182
Martiniano.

A lo largo de los meses de invierno, cuando las flores no están floreciendo y las abejas no logra recolectar tanta comida, disponen de poco o ningún néctar para comer. Por lo tanto, convierten el néctar en miel a lo largo del resto del año para almacenarla como comida para la colmena durante los meses fríos. Debido a su alto contenido energético, la miel es un alimento ideal para que permanezcan activas durante el invierno. Una colmena necesita entre 9 y 14 kg de miel para sobrevivir a un invierno típico, pero las abejas son capaces de recolectar mucho más si tienen espacio.

.- Todas las Historias extra-ordinarias

.- Todos los capítulos de Tantos hombres y tan poco tiempo


Comentarios