Martes, 05 de julio de 2016

Semana 27. 187/179
Antonio Mª Zaccaria.

El largo descanso escolar durante el verano es producto de una educación victoriana, en la que el calendario escolar tenía que ser compatible con el agrícola. En el siglo XIX, cuando muchas familias cultivaban la tierra, los padres necesitaban la mano de obra extra de sus hijos durante los meses de verano para que los chicos ayudaran trabajando en el campo. También se necesitaban durante la primavera para sembrar los cultivos y en otoño para ayudar con la cosecha. Viejas tradiciones que siguen en vigor.

.- Todas las Historias extra-ordinarias

.- Todos los capítulos de Tantos hombres y tan poco tiempo


Comentarios