Lunes, 08 de agosto de 2016

Semana 32. 221/145
Domingo.

Antes de que se extendiera le uso de los relojes con alarma -a finales del siglo XIX- los trabajadores de comunidades industriales al norte de Inglaterra e Irlanda contrataban a una persona para que golpeara la ventana de su habitación al amanecer, a fin de levantarse antes de la hora de entrada a las fábricas. El "despertador" -knocker-up- solía ser un hombre de edad avanzada quien permanecía despierto por la noche para, por la mañana recorrer las calles tocando en las ventanas que tuvieran un letrero con la hora solicitada.

.- Todas las Historias extra-ordinarias

.- Todos los capítulos de Tantos hombres y tan poco tiempo


Comentarios