Mi?rcoles, 24 de agosto de 2016

Semana 34. 237/129
Bartolomé.

Aunque normalmente se construye con el sufijo -ísimo (jovencísimo, calentísimo..), hay algunos superlativos que se salen de la norma. Por ejemplo, el superlativo de pobre es paupérrimo; el de amigo, amicísimo; y el de fértil, ubérrimo.

.- Todas las Historias extra-ordinarias

.- Todos los capítulos de Tantos hombres y tan poco tiempo


Comentarios