Viernes, 30 de septiembre de 2016

Semana 39. 274/92
Jerónimo.

Existió un abanico de combate, cuyo origen se sitúa en Oriente, y que surgió de la necesidad que tenían las personas de defenderse con objetos de uso cotidiano. En el antiguo Japón el abanico formaba parte de la indumentaria habitual tanto de señores como de campesinos por lo que se aprovechó, durante el periodo Edo (1603-1868), para crear varios modelos que se pudieran utilizar como armas, Uno de los más populares fue el tessen o "abanico de hierro", usado por los guerreros cuando tenían que separarse de sus espadas, algo frecuente ya que cuando alguno eran invitado a entrar en una casa, el protocolo exigía que debía dejar sus armas en la entrada como señal de confianza hacía el anfitrión. Cualquier negativa al respecto era considerada un insulto hacia el dueño de la casa. De esta forma, el guerrero conservaba su abanico de hierro para poder defenderse en caso necesario. El tessen estaba formado por cuchillas de hierro afiladas que quedaban ocultas por tela o seda. Era un arma de defensa más que de ataque. Su peso era considerable (entre kilo y kilo y medio), y ello obligaba a su manejo lento y con golpes secos.

.- Todas las Historias extra-ordinarias

.- Todos los capítulos de Tantos hombres y tan poco tiempo


Comentarios