Lunes, 03 de octubre de 2016

Semana 40. 277/89
Francisco de Borja.

El adhesivo del celo es un material viscoelástico, esto es, se comporta como un sólido y un líquido. Al aplicarle presión, fluye como un líquido que se abre camino por los huecos diminutos en la superficie en que esté pegado. Después, al dejar de hacer presión, vuelve al estado sólido y se encaja en los huecos. Sin embargo, antes de que apliquemos ninguna presión, ya hay otra fuerza que ha empezado a actuar. Las moléculas del adhesivo son dipolos, que tienen un lado con carga positiva y otro con carga negativa. Esto hace que las moléculas actúen como diminutos imanes, creando una atracción electrostática cuando entran en contacto con otra superficie. Estos enlaces adhesivos débiles se conocen como fuerzas de van der Waals, que son las que también usan algunos animales para pegarse a las paredes.

.- Todas las Historias extra-ordinarias

.- Todos los capítulos de Tantos hombres y tan poco tiempo


Comentarios