Mi?rcoles, 05 de octubre de 2016

Semana 40. 279/87
Froilán.

Los abejorros y las avispas pueden sobrevivir a múltiples picaduras, tan solo las abejas obreras mueren después de picar. El motivo es por el diseño del propio aguijón: con forma de arpón, se aloja en la víctima y es tan eficaz que la abeja no puede liberarlo. Cuando intenta marcharse, la abeja se amputa a sí misma el aguijón y con él se extrae parte de su tracto digestivo, además de algunos nervios y músculos, con su muerte como resultado.

.- Todas las Historias extra-ordinarias

.- Todos los capítulos de Tantos hombres y tan poco tiempo


Comentarios