Lunes, 28 de noviembre de 2016

Semana 48. 333/33
Valeriano.

Contrariamente a lo que se pueda pensar, el frigorífico lleno consume menos electricidad que uno vacío. La explicación se basa en que los alimentos acumulados en su interior, una vez enfriados, contribuyen a mantener esa temperatura baja, y el termostato no tiene que reactivar el motor con tanta frecuencia, cosa que sí ocurre cuando los estantes están vacíos y solo las paredes mantienen los grados. Así, una nevera llena -sin estar atestada, para que no deje correr el aire frío -se defiende mejor de la descompensación que suponen las aperturas de puerta, sobre todo cuando la indecisión nos hace alargarlas hasta saber qué coger.

.- Todas las Historias extra-ordinarias

.- Todos los capítulos de Tantos hombres y tan poco tiempo


Comentarios