Jueves, 19 de enero de 2017

Semana 3. 19/347
Marta.

En los tratados de Medicina de la época medieval abundaban las recetas de cosmética para erradicar las manchas de la piel, las verrugas y las pecas. Para el cabello se recomendaba la aplicación de sangre de murciélago que evitaba su caída, y si se deseaba aclarar, bastaba lavarlo con azafrán. Del aceite de almendras y la miel se decía que conseguían un cutis de recién nacido y solo el zumo de limón, edulcorado con azúcar, lograba devolver la tersura y lozanía a las manos estropeadas. Con el fin de evitar el olor corporal, el jabón se perfumaba con almizcle y clavel. Entre los perfumes destacaba el agua de rosas y de romero, que se mezclaba con flor de azahar, madera de aloe, lavanda y algalla. El aliento se perfumaba con canela o masticando verbena o hierbabuena.

.- Todas las Historias extra-ordinarias

.- Todos los capítulos de Tantos hombres y tan poco tiempo


Comentarios