Viernes, 17 de febrero de 2017

Semana 7. 48/317
Rómulo

Rozar una ortiga produce una sensación de escozor que puede durar horas, aunque no está claro qué la produce. Lo que si sabemos es que las ortigas están cubiertas por montones de pelos diminutos que actúan como agujas. Cuando entramos en contacto con esos pelos, perforan la piel e inyectan un cóctel de productos químicos, de los cuales solo se han identificado algunos. Uno es el ácido fórmico, que también se encuentra en el veneno de las hormigas. Se cree también que hay dos neurotransmisores en el líquido, serotonina y acetilcolina que envían señales al cerebro que son interpretados como dolor mientras que la histamina produce la inflamación de la piel. Las ortigas usan este mecanismo de defensa para impedir que los animales se las coman.

.- Todas las Historias extra-ordinarias

.- Todos los capítulos de Tantos hombres y tan poco tiempo


Comentarios