Domingo, 19 de marzo de 2017

Semana 11. 78/287
José.

Cuando un mal emperador romano moría el Senado decretaba una condena conocida como Damnatio memoriae (condena de la memoria, en latín) La idea era borrarle de la historia: eliminaba sus monumentos, sus imágenes... Hasta llegaban a prohibir su nombre. Si, por el contrario había gustado, el Senado podía decretar que se le honrase como a un dios.

.- Todas las Historias extra-ordinarias

.- Todos los capítulos de Tantos hombres y tan poco tiempo


Comentarios