Mi?rcoles, 19 de julio de 2017

Semana 29. 200/165
Arsenio. Áurea.

Las huellas dactilares se empiezan a formar en el feto de 10 semanas. Aunque no se sabe exactamente como se forman parece que son el resultado de un proceso en el que están implicadas las tensiones que se acumulan en las diferentes capas de la piel mientras se desarrolla el feto en el útero. Su patrón de curvas y espirales es único y no cambia durante la vida. Ni siquiera los gemelos las tienen iguales. En el caso de quemaduras o cortes tardarán en volver a la normalidad unos 30 días. Con la edad, la piel de la yema de los dedos se van volviendo menos elásticas y las crestas de las huellas se hacen más gruesas. Pero eso no hace que cambien, aunque sí es más difícil tomar las huellas o escanearlas en personas de edad avanzada. Los criminólogos las clasifican en tres tipos: la natural, que es la huella tal cual en el dedo; la artificial, la que aparece cuando se pasa el dedo por tinta y se deja marcada en un papel, y la latente, que es la que se deja en los objetos que se toquen, invisible.

.- Todas las Historias extra-ordinarias

.- Todos los capítulos de Tantos hombres y tan poco tiempo


Comentarios