Viernes, 04 de agosto de 2017

Semana 31. 216/149
Rubén.

La redundancia es usar palabras innecesarias para expresar una idea o concepto porque se sobreentiende. Es muy habitual caer en ellas porque, a base de repetirse, ya forman parte de nuestra lengua y las tomamos como bien dichas, aunque no sea así. Por ejemplo, no está bien dicho subir arriba, ya que no se podría de ningún modo subir abajo. Bastaría con decir solo subir. También son redundancias frase como: aplaudir con las manos, barrer con la escoba, testigo presencial, vigente en la actualidad... A veces se confunde con el pleonasmo, que es cuando se justifica el uso de la redundancia porque otorga fuerza a la expresión. Por ejemplo, copia exacta o estrella brillante.

.- Todas las Historias extra-ordinarias

.- Todos los capítulos de Tantos hombres y tan poco tiempo


Comentarios