Lunes, 11 de septiembre de 2017

Semana 37. 254/111
Paciente.

Situada al sur del país, y propuesta para ser Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, Okinoshima es la tercera isla más grande de Japón . Es considerada por los nipones un "shinto kami" -lugar sagrado- ya que allí se encuentra el santuario de Munakata Taisha que guarda más de 80.000 reliquias, desde anillos de oro hasta ornamentos ecuestres. Sin embargo lo más curioso de esta isla no son sus restos arqueológicos o la belleza de su entorno, sino el hecho de que ninguna mujer pueda pisarla. Tan solo pueden hacerlo sacerdotes, que se turnan para que esté poblada todo el año -así como para rezar y cuidarla-, con la excepción del 27 de mayo, día en que abre sus puertas a 200 afortunados, eso sí, que sean hombres. Una fecha para homenajear, en un festival, a todos los soldados que perdieron la vida durante la batalla del Mar de Japón, en 1905, entre el país nipón y Rusia. Hay diversas teorías que explican este veto a las mujeres. Una de ellas indica que las féminas podrían "ensuciar" este lugar santo con su menstruación, ya que la sangre se considera impura -los hombres que quieren pisar la isla deben realizar un ritual de limpieza antes y desnudarse-. Otra de las razones que se baraja es el complicado acceso que tenía la isla hace años y, para proteger a las mujeres, los hombres decidieron prohibirles la entrada.

.- Todas las Historias extra-ordinarias

.- Todos los capítulos de Tantos hombres y tan poco tiempo


Comentarios