Lunes, 25 de septiembre de 2017

Semana 39. 268/97
Aurelia.

Además de cocinar o descongelar, los microondas tienen otras muchas funciones entre las que destacan:

- Ablandar lentejas. Meter tres medidas de agua por una de legumbres, a máxima potencia, durante 15 minutos. Será como si las hubiéramos dejado toda la noche en agua.
- Cebollas que no hacen llorar. Para conseguirlo hay que meterlas tal cual 30 segundo en el microondas a máxima potencia.
- Pelar tomates y ajos. Los tomates, cuya piel cuesta tanto de quitar, y hasta una cabeza de ajos, con solo meterlos un minuto en el microondas se pueden pelar muy fácilmente. Incluso si al sacar los ajos se meten en un bote de cristal y se agita la piel se separa directamente y no hará falta ni mancharse las manos.
- Secar especias o hierbas. Hay que extenderlas sobre un papel de cocina y ponerlas unos 10 segundos a máxima potencia.
- Tostar frutos secos. Poniéndolos sobre un plato y, a golpes de minuto, tostarlas al gusto.
- Desapelmazar el azúcar. Si lleva mucho tiempo almacenado bastan 10 segundos a máxima potencia para desapelmazarlo.
- Hacer espuma para el café con leche. Llenar un bote de cristal de leche, agitarlo 30 segundos y meterlo, abierto y sin tapadera, otros 30 segundos en el microondas.
- Patatas fritas de nuevo crujientes. Basta con colocar las patatas en una toalla, meterlo todo unos segundos, y volverán a crujir.
- Reciente pan de ayer. Envolverlo en un paño húmedo y calentarlo 10 segundos. Revisarlo y repetir hasta que esté listo.
- Despegar pegatinas y sellos. Humedecer la pegatina o el sello calentando el objeto en el que estén pegados 3 segundos.
- Esterilizar frascos de cristal. Llenarlos con agua, quitarles la tapadera y meterlo en el microondas a máxima potencia hasta que el agua empieza a hervir. Se consigue el mismo efecto que si se ponen al baño María.
- Sacar el máximo jugo a un limón. Meter cualquier cítrico en un microondas durante tres segundos hace que se separe la cáscara de la pulpa y se facilite el extraer su zumo.
- Desinfectar la tabla de cortar. Restregar la tabla con un limón y meterla en el microondas un minuto a máxima potencia.
- Fabricar una bolsa de semillas. Coger un calcetín, llenarlo de arroz o lentejas y meterlo durante dos minutos en el microondas. después bastará con aplicarlo sobre la zona que se necesite.
- Recuperar máscaras de pestañas. Si el rímel se ha quedado pegajoso o seco, meterlo en el microondas junto a un vaso de agua y ponerlo en marcha durante 30 o 40 segundos a potencia media.
- Fabricar diamantes. Meter una pieza de carbono junto a otro gas que lo contenga en el microondas y calentar hasta conseguir una bola de plasma. En 10 semanas, cristalizará con aspecto de diamante.

.- Todas las Historias extra-ordinarias

.- Todos los capítulos de Tantos hombres y tan poco tiempo


Comentarios