Viernes, 20 de octubre de 2017

Semana 42. 293/72
Artemio.

Considerar el olor que desprenden los libros como herencia cultural es la propuesta realizada por investigadores británicos. Para tener una manera de documentar los olores característicos de los libros antiguos han creado al "rueda del olor del libro histórico", una herramienta que clasifica las propiedades químicas y sensoriales de los aromas producidos por los compuestos volátiles que se desprenden de ellos. La primera parte consistió en recabar los resultados de análisis químicos de aromas encontrados en la Catedral de San Pablo, en Londres, y muestras de papel antigua, en los que se encontraron 17 compuestos distintos con sus respectivos aromas aislados. Después se pidió a 79 asistentes del Museo y Galería de Arte de Birmingham que contestaran un cuestionario sobre las características sensoriales de los olores que percibían en museos y bibliotecas. Con estos datos se crearon ocho categorías principales, cada una con sus respectivas subdivisiones: 1- terroso/mohoso; 2- leñoso/madera. 3- ahumado/quemado; 4- fragancias/vegetales/frutales/flores; 5- medicinal; 6- pescado/podrido; 7- dulce/esencias; 8- químico/hidrocarburos. Esta herramienta servirá como base para lanzar una propuesta a la UNESCO a fin de que se reconozcan ciertos aromas como Patrimonio de la Humanidad.

.- Todas las Historias extra-ordinarias

.- Todos los capítulos de Tantos hombres y tan poco tiempo


Comentarios