Viernes, 10 de noviembre de 2017

Semana 45. 314/51
León.

Nadie duda de que el cerebro reacciona ante la misma posibilidad de recibir un tratamiento, aunque no sea real. Es el efecto placebo, palabra que viene del futuro del verbo latino placere, "complacer". El reto es saber cómo se produce este fenómeno e incorporarlo correctamente a la práctica. Hasta ahora se sabe que el aspecto, color e incluso el nombre del comprimido influyen poderosamente en sus efectos, efectos que técnicamente no deberían de existir. Así:

- Las píldoras de color amarillo: parece que potencian las propiedades antidepresivas.
- El color verde, el azul y el violeta, reducen la ansiedad.
- Ponerle nombre al placebo, aunque sea inventado, predispone más a sus efectos que si se considera un genérico.
- Que las pastillas lleven impresa una marca conocida -por ejemplo Viagra- sugestiona mucho más.
- El color blanco es efectivo, sobre todo, cuando el comprimido está etiquetado como antiácido.
- Las pastillas de color rojo tienen un efecto estimulante en los pacientes.
- Tomar cuatro dosis al día en vez de dos, duplica la eficacia subjetiva.

.- Todas las Historias extra-ordinarias

.- Todos los capítulos de Tantos hombres y tan poco tiempo


Comentarios