Jueves, 23 de noviembre de 2017

Semana 47. 327/38
Clemente. Lucrecia.

En cuestión de colores de caballos hay infinidad de variedades y por lo tanto, de nombres. el bayo es un caballo de color dorado pálido, con puntos negros; el alazán, rojizo; el isabel o isabelica, dorado claro; el cenizo, gis; y el tordo, blanco veteado con gris. También existen distintas maneras de llamar a las manchas, ya estén en las patas -calzado a la corona o media caña- o en la cara -lista, estrella, lucero...- Luego están las tonalidades intermedias, todas ellas con denominaciones sugestivas. así, un corcel negro puede clasificarse, dependiendo de los matices, como paceño, morcillo, azabache o nevado; mientras hay castaños claros, sangre, dorados y mulatos, o sea, con el pelo marrón rojizo. Y para finalizar dos términos equinos curiosos: palomino, de color ocre, con crines y cola clara; y mosqueado, blanco o claro con pequeñas manchas negras, como moscas posadas en el lomo.

.- Todas las Historias extra-ordinarias

.- Todos los capítulos de Tantos hombres y tan poco tiempo


Comentarios