Lunes, 27 de noviembre de 2017

Semana 48. 331/34
Virgilio.

En las tiendas los huevos no están refrigerados, pero en casa los guardamos en la nevera. Y hay una razón. Los huevos pierden frescura debido a que se evapora agua a través de la cáscara, que está hecha de un material poroso. Por eso se conservan mejor en ambientes más fríos. El problema de la refrigeración es que cuando un objeto pasa del frío al calor se condensa agua, y eso, en el caso del huevo podía ser peligroso: la humedad condensada en el camino de la tienda a casa podría conducir alguna contaminación al interior. En casa sí se pueden guardar en la nevera porque van de ahí al plato directamente.

.- Todas las Historias extra-ordinarias

.- Todos los capítulos de Tantos hombres y tan poco tiempo


Comentarios