Viernes, 22 de diciembre de 2017

Semana 51. 356/9
Demetrio.

En 1902, el entonces presidente de los EE.UU., Theodore Roosevelt, estaba de cacería con unos periodistas y algunos de sus ayudantes. Tras varios días en los que no había cazado ninguna pieza, los guías encontraron un oso, lo ataron a un árbol y se lo mostraron a Roosevelt para que le disparara. "Teddy", como también se conocía al presidente, sintió lástima del animal y le perdonó la vida. Un dibujante inmortalizó el momento y al dueño de una tienda de caramelos de Brooklyn se le ocurrió una idea: puso en el escaparate dos osos de juguete que había hecho su mujer y le pidió permiso al presidente para llamarlos "osos Teddy". Fueron un auténtico éxito.

.- Todas las Historias extra-ordinarias

.- Todos los capítulos de Tantos hombres y tan poco tiempo


Comentarios