Mi?rcoles, 14 de febrero de 2018

Semana 7. 45/320
Valentín.

El beso, sobre todo el primero, es decisivo en la cultura occidental y por eso tendemos a creer que es un comportamiento universal. Pero en muchas culturas besar es un gesto raro, insustancial y casi ridículo. Según estudios, de las 168 culturas analizadas en el mundo, solo en el 46% existía el beso como expresión romántica. En el resto de estos pueblo el beso no deja de ser ese gesto capaz de transmitir 80 millones de bacterias. Y algunos, como la tribu Mehinaku en Brasil, lo consideran un gesto repugnante.

Según la Federación Nacional de Minoristas de los Estados Unidos, el año pasado los "enamorados" de ese país se gastaron con motivo del su día 4.300 millones de dólares en joyas, 3.800 en cenas, 2.000 en flores, 1.900 en ropa para regalar, 1.700 en dulces y más de mil millones en tarjetas de San Valentín, poco usadas fuera de sus fronteras pero muy populares en ese país.Las inventó a mediados del siglo XIX Esther A. Howland, con la idea de producirlas en serie para aquellos que no tenían tiempo o talento para ser originales; sus diseños se hicieron tan populares que llegó a ganar más de 100.000 millones al año. En España, aunque sin llegar a las cifras de los estadounidenses, también abundan las ofertas de escapadas, cenas y regalos con motivo de la fecha y, últimamente, las nuevas vías de relación, como las citas online, cuya influencia se refleja en los 1.200 millones de ingresos declarados en el 2016 por el grupo Match, líder mundial en webs y apps para ligar, con servicios como Tinder, Meetic y OkCupid.

.- Todas las Historias extra-ordinarias

.- Todos los capítulos de Tantos hombres y tan poco tiempo


Comentarios